El ‘milagro’ llega de las alturas

La visita al campanario de la iglesia de San Nicolás, en el corazón del Albaicín, se ha convertido en un atractivo más para visitantes y vecinos del barrio. El párroco, con ayuda de la Asociación Amigos de San Nicolás, cobra dos euros por persona para tratar de recaudar dinero con el que rehabilitar el templo.