Cacas

La Ordenanza de la Convivencia estipula sanciones de hasta 750 euros para los propietarios de mascotas que no recojan sus excrementos.