La Rober ‘aparca’ las protestas

Los trabajadores deciden aplazar posibles movilizaciones después de que la concesionaria del transporte urbano de la ciudad acepte sus propuestas para evitar despidos. Este principio de acuerdo solo se mantendría hasta 2014, cuando se volverían a negociar las condiciones laborales, “un matiz temporal que tendrá que valorar la plantilla”.