Un mercadillo sin espacio para el dinero

Los exteriores del centro cívico del Zaidín se han transformado en un rastrillo donde, a lo largo de la mañana, se han sustituido las monedas por el trueque. Con esta iniciativa la Red de Mujeres busca «reducir la dependencia del sistema económico actual» y «mejorar las relaciones vecinales recuperando un valor más humano de la sociedad».

¿Y tú qué me das a cambio?

‘Viva el trueque’ es una iniciativa de un grupo de jóvenes que organiza un mercado en el Albaicín para intercambiar objetos, servicios e incluso conocimientos. El único espacio donde el dinero no tiene cabida.