Tributo a Joe Strummer en el Sacromonte

El Museo Cuevas del Sacromonte ha programado esta semana un ciclo de cine documental y música en directo dedicado al líder de The Clash, Joe Strummer. El evento se produce diez años después del primer homenaje que se le dedicó en el museo troglodita.

Joe Strummer, Sacromonte

Una de las 400 entradas del homenaje que se hizo en agosto de 2003

El Museo Cuevas del Sacromonte ha programado música y cine documental para recordar el primer homenaje que recibió Joe Strummer, el líder de The Clash, hace poco más de diez años, en el que estuvo presente su compañero de banda y también guitarrista Mick Jones.

El martes 3 de septiembre se proyectará la primera de las dos cintas:  ’Quiero tener una ferretería en Andalucía‘, de Carles Prats. El ciclo sobre el músico británico se cierra el jueves con el pase de una parte del documental  ‘Joe Strummer : The Future Is Unwritten’ (El futuro no está escrito. 2007), de Julien Temple, y la actuación de Doghouse, a la que se sumará el líder de Lagartija Nick, Antonio Arias, para interpretar varios temas de los Clash.

El artífice de aquel homenaje, Richard Dukanski (The 101 ‘ers) se ha prestado a tocar de nuevo, en esta ocasión con su grupo Doghouse.

Joe Strummer, Alhambra, Sacromonte

Cartel de la programación dedicada a Joe Strummer. Foto: Juan Jesús Garcia

Aquella noche especial de agosto, que se hizo coincidir con el cumpleaños de Strummer y de la que fueron testigos 400 aficionados, congregó en el escenario, además de a Mick Jones, a un grupo muy heterogéneo de músicos, entre ellos José Ignacio Lapido, José Antonio García (091), Lagartija Nick, Julián Hernández (Siniestro Total), Jesús Arias (Qüasar), Curro Albayzín,  Jem Finer (The Pogues), Tymon Dogg (Mescaleros), y el ya nombrado Richard Dudanski. Con casi todos ellos compartió amistad y en algunos casos también escenario.

Joe Strummer aterrizó en Granada en 1984, fascinado por la obra de Federico García Lorca, al que los Clash le habían dedicado una canción ‘Spanish boom’. Durante su estancia se interesó por la escena musical granadina, muy influenciada precisamente por el punk británico. Por aquel entonces The Clash era uno de de los grupos de referencia y Strummer representaba un modelo de músico insobornable y comprometido. Echó una mano a 091 en la producción artística de su segundo trabajo, ‘Más de cien lobos’, y tuvo tiempo de pasearse por los rincones más bellos de la ciudad, entre ellos el Sacromonte. El Ayuntamiento de Granada le dedicó el pasado 20 de mayo el nombre de una placeta en el Realejo.

La entrada para ver el documental del martes, a las 22 horas, es de tres euros, mientras que la sesión de cine documental del jueves, más la actuación de Doghouse, cuesta seis. Aforo limitado.

Más información:  958 21 51 20

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.