Un fuego obliga a desalojar una pizzería

Bomberos-Plaza-Nueva

Bomberos y agentes de la Policía Local, junto al inmueble donde se originó el incendio. Foto cedida por BAR LEÓN

Un incendio originado a primera hora de la tarde en el cuadro eléctrico de un edificio de viviendas de Plaza Nueva obligó a desalojar un establecimiento de comida de Plaza Nueva, si bien no ha habido que lamentar daños personales. La rápida actuación de los propios empleados del establecimiento, que salieron con urgencia a sofocar el incendio con uno de los extintores del local, evitó que el fuego se extendiera por el edificio y que afortunadamente todo quedara en un pequeño susto.

Poco antes de las cuatro de la tarde, los empleados de la cafetería-pizzería Nemrut, en la céntrica Plaza Nueva, se sobresaltaron cuando vieron que el humo procedente de la escalera del edificio colindante se colaba a su establecimiento. A esa hora, decenas de personas, en su mayoría turistas, permanecían en las terrazas de Plaza Nueva cuando vieron salir el humareda del inmueble contiguo. A la espera de la llegada de los bomberos del parque sur, un empleado decidió coger uno de los extintores y adentrarse en el portal, logrando apagar las llamas que salían de la planta baja, en concreto del cuadro de contadores que está situado bajo las escaleras del edificio.

Uno de sus compañeros aseguraba a GranadaiMedia que, si no se llega a intervenir con rapidez, el fuego podía haberse propagado por la estructura de madera del edificio e incluso podía haber afectado a la conducción de gas, con el consiguiente riesgo para la integridad de los inquilinos que viven en el inmueble y a los que no fue necesario desalojar.

Cuando las dos dotaciones de bomberos llegaron al lugar, el incendio estaba prácticamente extinguido. Sólo hubo que enfriar la zona de los contadores y limpiar la parte afectada del techo de madera para impedir que pudiera  reavivarse.

La heladería Venecia también se vio perjudicada. El incendio les ha dejado sin luz eléctrica y la empleada, que en el momento del suceso despachaba helados, daba por perdido todo el material expuesto a la venta. La joven relató que se dio cuenta de que algo raro ocurría cuando vio que la luz de la heladería parpadeaba, a la vez que salía humo del portal. Tuvo el detalle, cuando pasó el susto, de invitar a un helado a uno de los bomberos. Mientras, los seis trabajadores de la pizzería se afanaban en limpiar el local para tratar de reabrirlo lo antes posible.

(3-6-2012)

 

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.