Un «punto negro» en el barrio

Raro es el día en que no se produce un pequeño siniestro entre la avenida de Cádiz y la calle Baden Powell. Para evitar los «constantes tropiezos» los vecinos reclaman la colocación de un semáforo en este cruce, una petición que han trasladado hasta en dos ocasiones al Ayuntamiento y que, por el momento, ha caído en saco roto.

Cruce entre avenida de Cádiz y calle Baden Powell

Cruce entre la avenida de Cádiz y la calle Baden Powell, en hora no punta.

El cruce situado entre la avenida de Cádiz y la calle Baden Powell se ha transformado en un “punto negro” en el Zaidín donde los “pequeños siniestros” cada vez son más frecuentes. Así lo explican los residentes de la zona, quienes aseguran que “raro es el día en que no se produce un accidente” o “algún conductor se lleva un buen susto” al atravesar por el puente de Fermasa.

El problema –indican- es que “existe un desnivel que dificulta la visibilidad para los que transitan en dirección a la avenida de Dílar”. Este cambio de rasante provoca que “en cuanto se circula a una velocidad algo mayor se produzcan problemas”. A este inconveniente se suma que solo existe un stop para regular la prioridad en la intersección, señal que, “visto lo visto”, resulta “insuficiente para evitar los frecuentes tropiezos”.

Para que los alrededores “no parezcan una pista de coches choque” –ironizan los vecinos- reclaman la colocación de un semáforo que regule el paso y “mejore la seguridad en la zona”.

cruce entre avenida de Cádiz y calle Baden Powell

Los vecinos aseguran que raro es el día en que no se produce un "pequeño siniestro".

La asociación de vecinos Zaidín Vergeles ya ha trasladado hasta en dos ocasiones esta petición a la Junta Municipal de Distrito del barrio para que el Ayuntamiento tome “cartas en el asunto cuanto antes”, pero el gobierno local “ha hecho caso omiso hasta ahora a la necesidad de semaforizar este cruce”, subraya el colectivo.

“Es urgente que se resuelva este problema antes de que los frecuentes choques se salden con algo más que un susto. Por lo pronto solo se han producido pequeños siniestros. Esperemos que no tengamos que ser testigos de un accidente mayor para que escuchen esta reivindicación”, sostiene la asociación, que se hace eco con esta reclamación del malestar vecinal extendido en la zona.

“Sobre todo en horas punta, cuando el tráfico es denso, la peligrosidad del cruce aumenta, dado que hay más vehículos intentando pasar”, señala un residente, que “prácticamente a diario” es testigo de algún “accidente leve”, reconoce.

“Hace poco que el conductor de una moto se quedó entre dos coches. Por suerte, solo lo rozaron y todo se quedó en un susto”, relata otro oriundo que, al igual que sus convecinos reclama “la colocación de un semáforo cuanto antes”.

(25/04/2012)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.