Una experiencia periodística

Alumnos de Informática del CAPI de la Chana

Alumnos de Informática que han creado el boletín informativo '5MENTARIOS'

No son periodistas ni pretenden serlo, pero quieren aportar su granito de arena para crear un espacio de información y opinión sobre su barrio. Los alumnos de uno de los grupos de informática para mayores que se llevan a cabo en el Centro de Acceso Público a Internet (CAPI) de la Chana han elaborado un boletín informativo en el que se recogen algunas de las actividades que se desarrollan en el barrio, recetas, entrevistas y otros contenidos.

El primer número de este periódico, de carácter bimensual, acaba de ver la luz y los usuarios del CAPI ya trabajan en la elaboración del siguiente boletín, bautizado como 5MENTARIOS.

«El grupo llevaba mucho tiempo viendo distintos programas de software libre, ya manejaba las redes sociales y, a partir de ahí, surgió la idea de hacer un boletín para contar historias del barrio», explica la dinamizadora del CAPI, Elisa Gutiérrez. Por lo pronto, la difusión de la revista se limita a los usuarios del centro, si bien la intención es lograr la implicación de otros vecinos, lo que supondría un aumento de la tirada.

Para el desarrollo del boletín, se creó una página en Facebook (5mentarios de la Chana) para que los alumnos plantearan cómo sería la estructura del medio: secciones, contenidos, etc. La experiencia, que también incluyó la creación de un blog donde se fueron volcando los contenidos que después darían forma al boletín, sirvió, asimismo, para que practicaran en el manejo de las redes sociales

«Yo me centré en la historia del barrio y para elaborar la información me basé en mi propia experiencia, en cómo era cuando yo llegué y cómo es ahora», explica Puri Nieto, una de las alumnas. En su artículo, de extraordinario interés, Puri recuerda cómo la Chana nació a partir de un cortijo sobre el que se empezó a construir y que se fue agrandando con los años. «Corría el año 1953. Desde la estación de Villarejo hacia abajo, hoy dirección Chana, ya se consideraba extrarradio. Había un ‘fielato’, una especie de aduana, y tenías que pagar un pequeño canon si pasabas con algo que compraras a partir de ahí», explica Puri Nieto en 5MENTARIOS.

Por su parte, Francisco Moreno y Miguel López se dedicaron a rescatar las biografías de algunos de los personajes que dan nombre a las calles del barrio. «Yo utilicé Internet como fuente de información», señala Moreno, quien añade que, para elaborar su texto sobre Antonio Machado, tomó apuntes de aquello que iba encontrando en la red y le resultaba más interesante y, a partir de esas notas, construyó su propio artículo.

Alumnos de Informática del CAPI de la Chana

Los alumnos, durante una de sus clases

Paqui Espínola se encargó de hacer una entrevista a Isabel, la profesora de baile del Centro Cívico, y un artículo sobre las actividades del barrio. Aunque no tenía ningún conocimiento previo de los géneros periodísticos, no le resultó difícil elaborar los textos y, como ella misma confiesa, ya está «buscando temas para el segundo número».

La experiencia ha sido muy gratificante para todos los participantes que, incluso en algunas de las sesiones, han podido comprobar de primera mano la veracidad de sus propios textos, sobre todo, en el caso de las recetas. «Como yo tenía poco tiempo libre me dediqué a incluir recetas de cocina, que es algo que domino, y un día traje las torrijas para que pudieran probarlas», explica Carmen Santiago mientras el resto del grupo rememora el momento y la anima a repetir la invitación.

La dinamizadora del centro, Elisa Gutiérrez, ha sido la encargada de volcar las noticias en el boletín. «Ellos iban mandando los textos por correo electrónico o los colgaban en Facebook -explica- y yo después los pasaba a la plantilla, pero la intención es que en los próximos números los alumnos participen también en la edición».

La creación del periódico, que ha contado también con la colaboración de Tobías Hernández, educador de los Servicios Sociales, es sólo una de las muchas actividades que se desarrollan en los cursos del CAPI, que forman parte de la red Guadalinfo. «La mayoría dura unas diez horas y en ellos se trabaja un tema concreto. Después, quienes están interesados, se apuntan al siguiente, que se centra en otras materias (por ejemplo, en junio, las redes sociales; en julio, el retoque fotográfico…)», detalla Gutiérrez. Además, hay actividades de dinamización con una duración de dos horas.

En definitiva, los cursos ofrecen formación a los usuarios y sirven, además, para crear un espacio de encuentro, socialización e intercambio entre los vecinos, que ahora comparten, además, la experiencia de la creación de un boletín informativo.

Comentarios en este artículo

  1. creo que es una forma muy buena para que se enteren muchas personas del barrio como se formó este pues tienen una equivocada opinión de este

    antonio rodriguez
  2. Pienso que todo lo que sea mantener ocupada la mente en actividades instructivas y amenas para uno mismo y para los demás, es útil y muy aconsejable.

    Rosa Carmen Sánchez Pérez
  3. a mí me gusta mucho. así aprendemos mas y nos hace pensar un poquito, que falta me hace. gracias

    paqui
  4. La verdad es que nunca me imaginé que sería capaz de escribir algo,y por supuesto mucho menos, que algo que yo viví y redacté de forma tan natural le iba a interesar a tantas personas.¡GRACIAS!

    Purificacion Nieto Judez
  5. hola aver si sale

    jose gomez
  6. hola aver si sale si ya lo publique antes

    jose gomez

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.