Una fiesta con sabor dominicano

El centro cívico del Zaidín acogió el domingo 29 de mayo la celebración del Día de la Madre dominicana, un encuentro en el que se mostró la gastronomía, la música y los bailes tradicionales de este país.

Las fechas que la cultura fija en el calendario -y por extensión en el imaginario colectivo- no siempre coinciden con las del país donde se reside. Por este motivo, los dominicanos afincados en la ciudad han querido compartir con los granadinos uno de sus festivos más arraigados: el Día de la Madre, que se conmemora el último domingo de mayo.

Una de las coreografías que se exhibió durante la fiesta.

Para ello, la asociación de Mujeres Inmigrantes Dominicanas en Granada (Amidgran) organizó ayer una fiesta en el centro cívico del Zaidín en la que, además de celebrar fecha tan señalada, acercaron su cultura a la de los vecinos: folklore, música y bailes tradicionales en directo como la bachata o el merengue, además de platos típicos se dieron cita en este encuentro.

“Es una idea estupenda para que la comunidad dominicana se sienta más integrada. Así, la ciudad puede conocer aspectos que nos caracterizan, ya que, con frecuencia se asocia la inmigración a aspectos negativos como la delincuencia y la prostitución. Eso no tiene nada que ver con nuestra cultura”, explica Verónica haciendo malabarismos con los platos que le pasa su amiga Casilda, a la que todos conocen como ‘Cachi’. Ambas recalcan que  si algo describe la idiosincrasia dominicana es su “alegría y optimismo, pese a la adversidad”.

Coincide con ellas Joel: “esta actividad promueve la mezcla de culturas y ayuda a derribar barreras en la sociedad”, comenta al tiempo que insiste en que la gente salte de sus asientos para bailar.

Por el escenario desfilan canciones en directo, una cómica demostración de los pasos del merengue y coreografías de otros bailes tradicionales, además de flamenco, entre otras actuaciones. Artistas noveles dan a conocer, de esta forma, su potencial. Es el caso de Ángel Andújar, para el que el hip-hop se ha transformado en su forma de expresión, o de Marta y Estefani, dos dominicanas del Zaidín aficionadas a bailar mangulina.

Mientras el ritmo toma rostro en el escenario, los asistentes dan buena cuenta de la gastronomía del país preparada por las ocho mujeres de la asociación con un cariño perceptible en los sabores. Vecinos del Zaidín, la Zona Norte, el centro e incluso el Área Metropolitana se mezclan entre los comensales. Muchos han acudido a la fiesta animados “por amigos de la República Dominicana”. Otros, como Beatriz, comparten su vida a diario con este pueblo, “al estar casada con un dominicano”.

“Nuestra intención es acercar ambas culturas”, cuenta Mercys Almonte, vicepresidenta de Amidgran. La asociación surgió, según relata, ante la “escasa” presencia dominicana durante una celebración intercultural en la ciudad. “No nos sentimos reflejados en las cosas que se hicieron para, supuestamente, mostrar lo que nos caracteriza. Se trataba de puro callejeo, como nosotros solemos decir, no de nuestro folklore”. Fue entonces cuando sus integrantes decidieron unirse –en noviembre del año pasado- para representar a las mujeres del país. Con el coste de las entradas y los cuatro euros “para el que pueda aportarlos, por los platos típicos”,  confían en recaudar lo suficiente como para “cubrir los gastos y, si es posible, organizar otras actividades que refuercen nuestros lazos”, añade María Virgen Saviñón, presidenta de Amidgran.

Comentarios en este artículo

  1. Agradeciendo a la Periodista, Lorena Moreno, por dar a conocer nuestra fiesta y dedicar con mucha ética profesional su entrevista.
    Un cordial saludo.
    Maria Virgen Saviñón (Presidenta de Amidgran)

    MARIA VIRGEN SAVIÑÓN HDEZ.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.