Una protesta con sabor… a chocolate

Más de 200 personas celebran el Día de la Lectura con una ‘chocolatada’ reivindicativia en la plaza de las Palomas, que los vecinos decoraron con fotografías enviadas por centenares de lectores que apoyan la reapertura de la biblioteca cerrada por el ayuntamiento de Granada.

El Zaidín reivindica la apertura de la biblioteca con una chocolata.

Los vecinos del Zaidín han vuelto a reivindicar esta tarde la apertura de la biblioteca de las Palomas. En esta ocasión, han decidido ponerle sabor a su protesta con una original iniciativa para celebrar el Día de la Lectura, que se conmemora mañana: una ‘chocolatada con libros’.

Los vecinos, junto a las más de 300 fotografías enviadas por lectores.

Durante el encuentro, al que han asistido más de 200 personas, la plaza de las Palomas ha vuelto a llenarse de libros y gente leyendo, como cuando estaba abierta la biblioteca. Lo ha hecho de forma simbólica, a través de las más de 300 fotografías que ciudadanos anónimos han enviado a la plataforma ‘No al cierre’ para respaldar su reivindicación.

Los vecinos han decorado con estas improntas la plaza, de la que han retirado los crespones negros que colgaron cuando se llevaron los libros de las Palomas y sufrieron el desalojo policial. De esta forma, pretenden iniciar una nueva etapa, cargada de optimismo, pese que la postura del Ayuntamiento se mantiene inamovible. De hecho, el concejal de Cultura, Juan García Montero (PP), les negó pública y abiertamente un encuentro–el tercero que solicitan por escrito- el pasado lunes, subrayando con su respuesta los malos tiempos para la lírica, como rezaba la canción de ‘Golpes Bajos’.

Los vecinos decoran la plaza con las fotografías enviadas por los lectores.

Ha sido otro sonido, en cambio, el que la plataforma ha elegido para a su chocolatada: un recital de Javier Párraga. El trovador ha iniciado su actuación recordando que es el pueblo el que elige a los políticos, dando música con estas palabras a unos versos de Jorge Manrique.

No solo este poeta ha estado presente en la plaza. Otros muchos se han sumado a la protesta a través de sus libros o fragmentos de los mismos. Así, los vecinos han colocado en el edificio de la biblioteca numerosos volúmenes, textos de reconocidos escritores respaldando su protesta y frases sobre la importancia de la lectura: “De pronto se le llenaron los ojos de lágrimas. Y una voz cariñosa le susurró al oído: ¿por qué lloras, si todo en este libro es mentira? Y él respondió: lo sé, pero lo que yo siento es real”, reseñaba una de estas citas, en este caso de Ángel González.

Con este emotivo mural dedicado a la lectura, la plataforma ‘No al cierre’ devuelve a Las Palomas los libros. Los vecinos han vuelto a colocar, además, en su frontal la palabra ‘biblioteca pública’, que fue retirada por el Ayuntamiento para poner, en su lugar, el nombre de centro cultural. Pretenden así, “recuperar la memoria histórica que han querido robarnos llevándose las palabras”, señala el colectivo vecinal, que ha compartido chocolate, bizcochos de todo tipo y mantecados con los asistentes.

Durante el encuentro también han rodeado Las Palomas con un lazo, transformando el edificio en un gigantesco regalo. Para que el barrio pueda abrirlo algún día, proseguirán sus protestas.

(15/12/2011)

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.