Una ruta por la «especulación» urbanística

El grupo Stop Desahucios del 15M ha organizado un recorrido a tres edificios del Albaicín -Casa Cuna, Casa del Aire y un inmueble de la cuesta Marañas- para denunciar cómo sus vecinos han sido víctimas de la especulación urbanística.

stopdesahucios-ruta-albaicin

Una treintena de personas realizaron una ruta por el Albaicín para denunciar la especulación.

El grupo Stop Desahucios del 15M y la asamblea de este barrio han organizado esta mañana un recorrido por el ‘Albaicín destruido’ para denunciar «las consecuencias de la especulación inmobiliaria en la zona». Se han llevado a cabo tres paradas informativas en edificios que se han visto afectados por la  «plaga inmobiliaria». Los lugares escogidos fueron la Casa Cuna, la Casa del Aire y un inmueble de la Cuesta Marañas.

Este recorrido que ha partido desde la Plaza del Triunfo y en el que han tomado parte unas 30 personas, entre las que estaban residentes tradicionales del barrio, ha finalizado con una concentración frente a los juzgados de Plaza Nueva.

La Casa Cuna es un claro ejemplo de «cómo se ha logrado echar a los vecinos de renta antigua», ha explicado un miembro del grupo Stop Desahucios. Este edificio de gran valor histórico y sus inquilinos, al igual que la Casa del Aire, han sufrido la habitual «estrategia de abandono» por parte del propietario que se acompaña de la no renovación de contratos. De esta forma, pasó en poco tiempo, de 22 viviendas habitadas a siete. En ambos casos el Ayuntamiento procedió a la declaración de ruina e hizo un llamamamiento a los dueños para tomar las medidas obligadas de mantenimiento del inmueble, pero por diferentes «artimañas legales» y recursos judiciales, éstas se retrasan. En 2009 se presenta un proyecto de rehabilitación para la Casa Cuna por el que los vecinos tienen que abandonarla y que aún no ha concluido. «Este y otros procesos de rehabilitación en la zona han conseguido expulsar a los residentes tradicionales con la excusa de que luego volverían, lo que no se ha cumplido en muchos casos y dudamos que en este se haga», ha afirmado el integrante de la Asamblea.

La historia de la Casa del Aire abarca más de siete años de lucha de sus vecinos «contra las amenazas de las inmobiliarias», ha recordado Clara Martínez, única vecina que resiste junto a Manuel, éste último con contrato indefinido. La negativa de estas empresas a cumplir con las mejoras a las que insta el Ayuntamiento no han frenado las órdenes de desalojo de Clara ni el acoso sobre Manuel. En los últimos meses, el movimiento 15M ha logrado frenar dos de ellos y el próximo está previsto para el 14 de diciembre, tras desestimarse la solicitud de la Policía al juzgado que pretendía llevarlo a cabo sin previo aviso. Para ello, argumentaba que en ambas movilizaciones se han dado «actitudes de fuerza», lo que ha negado Clara y reafirma el 15M, así como la gran presencia de los medios de comunicación en estas acciones. Ésta ha mantenido que lo único que se ha hecho es «defender el edificio contra su destrucción» y ha recordado el acoso que viven ella y Manuel a través de cortes de agua, de luz y desperfectos en los desagües que no se arreglan. «Nos han hecho la vida imposible», ha manifestado.

stopdesahucios-albaicin-marañas

Concentración ante la casa de la cuesta de Marañas

El caso del edificio de Cuesta Marañas es uno más de los muchos que se han dado en el barrio del Albaicín, donde una inmobiliaria compra un edificio con inquilinos de renta antigua con la intención de desalojarlos y construir un hotel de lujo. Una vez más, el abandono logró que sólo quedara una vivienda habitada hasta que la declaración de ruina obliga a sus vecinos a mudarse, viviendo esta madre y su hijo un proceso traumático por sus circunstancias personales, además de pasar del abono de un alquiler de 42 euros a uno de 500 en otro barrio.

Estos tres ejemplos de los «perversos efectos de la especulación inmobiliaria que pasa literalmente por encima de las personas que habitan tradicionalmente un barrio como el Albaicín, se dan en un contexto que comienza en los años 80, cuando éste entra en un proceso de trasnformación», se ha afirmado desde Stop Desahucios. Tras la declaración como Patrimonio de la UNESCO de la Alhambra, «grandes propietarios e inmobiliarias vieron en el barrio una forma de lograr rentabilidad y comenzaron la compra de propiedades sin tener en cuenta si estaban habitadas».

[Fotos cedidas por Asamblea de Granada Movimiento 15]

(3-12-2011)

Comentarios en este artículo

  1. […] Un paseo por la especulación urbanística […]

    Otro intento de desalojo en la Casa del Aire | GranadaiMedia

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.