Vecindad contra la soledad y el olvido

Manualidades, juegos de memoria e historias son algunas de las experiencias que comparten semanalmente mujeres mayores de Santa Adela para mejorar su Bienestar Personal. Sus reuniones, fruto del proceso de realojo que vivieron mientras reconstruían sus viviendas, se han transformado en el mejor antídoto contra el aislamiento.

taller bienestar personal santa adela

Integrantes del taller junto a las dos monitoras, Concha Vázquez (izda) y Nieves Estévez (segunda por la drcha.)

“Si combináis amarillo y azul aparece el verde”. Con la emoción de una niña descubre la ‘alquimia’ de los colores Encarnita. Sus 89 años no pesan cuando se trata de reunirse con sus vecinas para evitar el olvido y aprender juntas compartiendo historias, manualidades y juegos de memoria. Por eso cada martes y jueves se desplaza “desde el río” para asistir, junto a  otras mujeres mayores de Santa Adela, al taller de Bienestar Personal que se celebra en el hotel de asociaciones.

La iniciativa, impulsada por la Red de Mujeres del Zaidín, surgió en 2005, cuando empezaron a desalojar las viviendas de esta humilde barriada para acometer el plan de reforma integral de Santa Adela.  Más de 20 voluntarias del colectivo ayudaron a las familias de la primera y segunda fase con la necesaria mudanza y realojo mientras construían sus nuevas casas. Este momento de cambio fue especialmente duro para las mujeres mayores que estaban solas, con poca o ninguna ayuda, recuerda Concha Vázquez, monitora del taller.

No quería perder el contacto con mis vecinas y así lo hice saber

“No quería perder el contacto con mis vecinas y así lo hice saber”, rememora María Melgarejo al respecto. No era la única que compartía este deseo de combatir con compañía -la de sus convecinas- la soledad, el aislamiento y marginación que de por sí sufren muchas personas mayores en la sociedad actual. Surgieron así encuentros semanales, primero en las oficinas de Emuvyssa y, después, en el colegio Doncel, que dieron paso al taller.

“Dejar  la casa donde se ha vivido toda la vida y disponerse a habitar una nueva, no es sólo un proceso urbanístico. Lo es también social, humano, psicológico…y pensamos que requería compañía, si no de la familia o de profesionales, al menos de una red de apoyo vecinal que, para tal efecto, se ha ido creando”, explica la Red de Mujeres, que puso en marcha la iniciativa como parte del programa Vecinas y Ciudadanas.

taller de bienestar personal

Las integrantes del taller confeccionan una oruga con cajas de huevo.

Este proyecto incide, paralelamente, en otros colectivos vulnerables de Santa Adela para que el cambio urbanístico de la barriada vaya acompañado de una transformación social impulsada por ellos mismos. Así, aparte de las mujeres mayores, se trabaja con las jóvenes con cargas familiares a través de un taller de Cuidandería y los pequeños, a los que se les enseña valores recuperando los juegos tradicionales en la calle con el programa Educalle. Para fomentar, por otro lado, la confianza en la vecindad se ha impulsado un Banco del Tiempo.

“Con los niños de Educalle hacemos muchas actividades conjuntas en fechas señaladas como el Día del Libro, de la Mujer o del Trabajo“, detallan las integrantes del taller de Bienestar Personal, que más de un martes les han confeccionado regalos aprovechando que dedican la tarde a hacer manualidades. Los jueves cambian los materiales con los que dan rienda suelta a su creatividad e imaginación por juegos para darle esquinazo al olvido ejercitando la memoria, excursiones -ahora inviables por la crisis- ejercicios de relajación, para aprender a quererse o corregir posturas incómodas. “También nos dan charlas de salud, alimentación y sexualidad”, cuentan, subrayando lo que aprenden unas de otras al compartir experiencias, así como su mayor integración en el barrio.

Sus encuentros les han permitido, de hecho, elaborar un libro en el que rescatan parte de la historia del Zaidín y la suya propia gracias a sus recuerdos, fotos y documentación histórica. Una de las muchas viviencias conjuntas que, hoy por hoy, se han convertido en la mejor medicina contra la soledad para “las niñas de Santa Adela”, como cariñosamente las llaman todos.

(08/05/2013)

Comentarios en este artículo

  1. […] Otra historia que nos ha gustado contar es la de las mujeres mayores de Santa Adela que comparten manualidades, juegos de memoria y otras experiencias para mejorar su bienestar personal. GranadaiMedia estuvo en una de esas reuniones que se han convertido en el mejor antídoto contra el aislamiento. […]

    Granada despierta con el anuncio de desalojo a mujeres del Zaidín | Granada despierta

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.