La Casa de Ágreda, una joya rebajada

Casa-Ágreda

Entrada principal a la Casa Ágreda, con sus columnas dóricas de finales del siglo XVI y su escudo de armas.

Seis años han transcurrido del primer intento del gobierno municipal de vender la Casa de Ágreda, un palacete del siglo XVI situado en la cuesta de Santa Inés, en el Albaicín. El Ayuntamiento de Granada retoma en estos días la operación para hacer caja y aliviar así la delicada situación de las arcas municipales.

Si en 2008 se esperaba ingresar con la enajenación de este valioso edificio 6,1 millones de euros, hoy el gobierno municipal se conforma con un 75% menos de su valor, en concreto por 1,6 millones se puede adquirir un inmueble de más de 1.600 metros cuadrados de superficie con la máxima protección urbanística en una de las zonas más cotizadas de la ciudad.

Las condiciones para arrendar el palacete con opción a compra se han publicitado este miércoles en el Boletín Oficial de la Provincia. La diferencia abismal entre lo que se pidió hace unos años y lo que se ha fijado en esta ocasión lo justifica la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, en el hecho de que el interesado debe realizar obras de rehabilitación por importe de 4,9 millones de euros, una premisa que viene recogida en el pliego de condiciones para hacer frente a los “numerosos problemas de humedades y desperfectos constructivos”.

La calificación urbanística que aparece en el pliego es de equipamiento de servicio de interés público y social. “No tendrá uso lucrativo ni hay intención de modificar su uso”, afirma Nieto, quien reconoce que varias entidades relacionadas con la enseñanza y el mundo académico se han interesado por la situación del edificio aunque prefirió no desvelar su identidad. En su día fracasaron las negociaciones que el Ayuntamiento de Granada mantuvo con la Universidad de Granada para dar cabida a un centro de estudios orientales. También se barajó la posibilidad de que allí se trasladara la Academía de Bellas Artes de Granada.

El deterioro viene de lejos

El pretexto del deterioro del histórico edificio ya existía hace seis años cuando se pretendió cambiar su uso docente para convertirlo en hotel, operación abortada por la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía que contribuyó a que la subasta quedara desierta. Fue precisamente el mal estado de conservación de algunas dependencias la razón del desalojo de la congregación religiosa Divina Infantita, que acabó trasladándose a un nuevo edificio costeado por el Ayuntamiento de Granada en la barriada de Albayda.

Desde entonces la Casa Ágreda, en cuyo banco de entrada del patio dormía San Juan de Dios y cuyas dependencias sirvieron hace unas décadas de colegio, permanece cerrada a cal y canto. La única intervención ha consistido en la reparación de cubiertas con fondos municipales y del ‘Plan E’ que promovió José Luis Rodríguez Zapatero para crear empleo.

En relación a las nuevas condiciones que se recogen en el pliego de condiciones, el gobierno municipal ofrece la posibilidad de arrendar el derecho de superficie de esta casa por 40 o 75 años. La opción a compra -1.637.638 euros- sólo pueden ejercerla aquellos que opten al derecho de superficie por 40 años, y deberá ejecutarse en los 10 primeros años de vigencia.

Protestas ciudadanas y críticas de la oposición

La enajenación del patrimonio municipal ha despertado numerosas críticas no sólo entre los tres partidos de la oposición (PSOE, IU y UPyD) sino también entre colectivos ciudadanos. Estos últimos han convocado un acto de protesta el próximo sábado aprovechando que se retoman las movilizaciones por otro problema que también afecta al patrimonio, el cierre al público por espacio de más de cuatro años del museo arqueológico de Granada.

Ciudadanos por Granada es uno de los colectivos que más ha peleado por convertir la Casa de Ágreda en un museo. Incluso llegó a presentar un proyecto donde cifró la inversión de la reforma en 1,2 millones de euros. La coordinadora Remedios Murillo, presidenta también de Mujeres por Granada, lamenta la «falta de interés» y «desidia» del Ayuntamiento por recuperar un edificio que forma parte del patrimonio de la ciudad. Murillo considera «falso» que el edificio requiera de una inversión de casi 5 millones para su rehabilitación, al tiempo que recordó que existen fondos europeos destinados a la recuperación del patrimonio artístico. » Ni hay voluntad ni tienen imaginación ni quieren trabajar. Es una verdadera pena que en Granada no exista un museo».

El gobierno municipal se escuda en la estrechez del pasaje de Santa Inés para descartar que Ágreda pueda convertirse en el museo de la ciudad, un espacio que el PP reclamó en la ubicación del antiguo edificio del Banco de España, en Gran Vía, futura sede de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

IU no descarta presentar un recurso de reposición para frenar el intento del gobierno municipal de desprenderse de la Casa Ágreda

IU estudia la posibilidad de presentar un recurso de reposición contra el acuerdo de la Junta de Gobierno Local por entender que en el pliego de condiciones se vulnera la Ley de Contratación Pública y no se da opción a que la Junta de Andalucía ejerza su derecho de tanteo y retracto.

Sobre la posible enajenación de la Casa Ágreda, la delegada de Cultura de la Junta de Andalucía, Ana Gámez, opina que es necesario “hacer un esfuerzo para que el patrimonio público siga siendo público”. “Son tiempos complicados para el patrimonio porque su mantenimiento es muy costoso, pero la última solución es la venta o enajenación”, puntualizó la delegada, quien advirtió que se opondrá a cualquier intento de modificación del uso del inmueble en caso de que el Ayuntamiento maniobre en esa dirección.

La operación de la Casa Ágreda coincide en el tiempo con la innovación que ha presentado el gobierno municipal para cambiar los usos de viviendas del Albaicín. Isabel Nieto niega que se quiera aprovechar la ocasión para legalizar actividades que ahora no están permitidas.

Hace unos días el grupo municipal socialista relacionaba los cambios en el Pepri con la Casa Ágreda. El concejal del PSOE Miguel Ángel Fernández Madrid acusaba al PP de “malvender” el palacete y recordaba que “ha tirado los precios, sacándola al mercado con un precio un 40% inferior del valor de tasación. “Con una innovación del PEPRI se permite que el día de mañana este inmueble se pueda convertir en una discoteca”, advirtió.

El portavoz de IU, Francisco Puentedura, calificaba la operación de “robo a la ciudad y expolio cultural”. “La crisis y la caída de la actividad inmobiliaria no justifica una rebaja patrimonial tan considerable”, añadió Puentedura, que cuantificó la reducción en un 75%.

Por su parte, la concejal de UPyD, Mayte Olalla, censuró que el Ayuntamiento planee una “venta encubierta” de la casa Ágreda para “hacer caja y tapar su agujero económico”. Mayte Olalla propuso que el espacio se dedique a museo para así mostrar un patrimonio «ahora oculto y fomentar además la cultura, el turismo y el empleo».

Comentarios en este artículo

  1. Muy buen artículo. Felicidades.

    Jose

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.