Colectivos vecinales críticos, «despreciados»

IU y la Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín han registrado un recurso de reposición para anular el acuerdo del gobierno municipal que establece los límites de los distritos de la ciudad. La AVV del Bajo Albaicín denuncia que el gobierno del PP le «desprecia».

Francisco Puentedura, IU, Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín

Francisco Puentedura, junto a los representantes de la Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín.

El grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada ha exigido al gobierno municipal del PP que «deje de tratar como ilegales a varias asociaciones de vecinos de la ciudad que el Ayuntamiento no reconoce como interlocutores válidos”. Según ha explicado el portavoz municipal de IU, Francisco Puentedura, que ha comparecido con representantes de la AVV del Bajo Albaicín, el reglamento de Participación Ciudadana, incluye un listado de colectivos vecinales que se mantiene desde el año 1989 y que «son las únicas que el equipo de gobierno reconoce como legales”.

Sin embargo existen varios colectivos y asociaciones de vecinos, como la del Bajo Albaicín, que “forman parte de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos y que cuentan con una dilatada trayectoria y representatividad en el movimiento vecinal de la ciudad, pero que el PP se niega a reconocer como tales”. Sobre este polémico asunto, IU y la Asociación de Vecinos Bajo Albayzín han registrado un recurso de reposición para anular el acuerdo del gobierno municipal sobre los distritos de la ciudad que no tiene en cuenta a los colectivos que tienen muchos años de actividad en la representación vecinal y que tienen sus estatutos registrados y legalizados por la administración”.

Puentedura incluye en el listado de colectivos discriminados por el PP a la Asociación de Vecinos Albaida, que surge en las zonas de nueva construcción entre los distritos de Beiro, Norte y Chana; la asociación de Vecinos del Bajo Albayzín; la de Granada Oeste, en el distrito Chana; la del Barranco del Abogado y la del Zaidín Campus. “Muchas de estas asociaciones surgen como una necesidad de revitalizar el movimiento vecinal en la ciudad, o bien porque se crean en zonas de la ciudad que se han expandido y no existían colectivos vecinales, o bien se crean por reivindicaciones a las que otras Asociaciones de Vecinos no han dado respuesta”.

«La negativa del gobierno municipal a reconocer a estas asociaciones de vecinos convierte al área de Participación Ciudadana en el principal obstáculo de la democracia» 

El portavoz municipal de IU pide una modificación del reglamento y que se abra un debate para que todos los colectivos vecinales de la ciudad de Granada sean tratados en pie de igualdad, y para que también el Ayuntamiento “promueva la unificación de las mismas, algo que debe establecerse desde el diálogo y no desde la imposición”.

Por su parte Lola Boloix, presidenta de la Asociación de Vecinos Bajo Albaicín, uno de los colectivos que tras 12 años de experiencia en el movimiento vecinal se niega el Ayuntamiento a reconocer, ha criticado que hasta ahora la respuesta del gobierno municipal del PP, especialmente en las Juntas Municipales de Distrito donde estos colectivos pretenden trasladar las reivindicaciones de sus barrios,“ha sido la del desprecio y la de decirnos, como se les ha dicho en más de una ocasión, que somos ilegales”.

Boloix  ha cuestionado que estas asociaciones “no puedan estar representadas en el Consejo Municipal de Participación Vecinal, y en las Junta Municipales de Distrito como miembros natos o no reciban colaboración y ayuda del área de Participación Ciudadana para poder tener una sede propia donde atender la demandas y reivindicaciones de los vecinos  a quienes representan”. Además Boloix ha criticado que el PP pretenda cada vez “manipular más a los vecinos por intereses partidistas” y, como en el caso del Albaicín sólo se reconozca a una asociación que «sólo tiene 35 socios [que votaron en las últimas elecciones] mientras que la que representa a centenares de socios es ignorada y excluida por el equipo de gobierno y el presidente de la Junta Municipal de distrito”.

Tanto el concejal de Izquierda Unida como para la presidenta de la Asociación de Vecinos Bajo Albaicín han considerado que “la negativa del gobierno municipal a reconocer a estas asociaciones de vecinos convierte al área de Participación Ciudadana del Ayuntamiento en el principal obstáculo que la participación democrática del movimiento vecinal tiene en nuestra ciudad”. «Es muy sospechoso que estas Asociaciones de Vecinos no sean reconocidas justamente porque son muy críticas con la labor del gobierno municipal y representan a muchísimos vecinos que reivindican al Ayuntamiento y que no se sienten representados por su forma de actuar”. Además han asegurado que «es muy triste que el gobierno municipal del PP prefiera presionar al movimiento vecinal para convertirlo en legimitimador de sus políticas antes que favorecer un movimiento vecinal independiente, crítico y reivindicativo”.

(24-7-2013)

Comentarios en este artículo

  1. […] establece los límites de los distritos de la ciudad. Con esta medida buscan que el gobierno local reconozca a “colectivos vecinales críticos” que actualmente “trata como ilegales&…. Los detalles en […]

    Granada Despierta tras un adiós anunciado | Granada despierta

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.