La Feria toma el centro

Escaparate El baúl solidario

El escaparate de ‘El baúl solidario’, en el Pasaje de Trinidad, ganador del Primer Premio.

La Feria del Corpus no se limita sólo al ferial de Almanjáyar. Aunque no tanto como en otras época, y hay quien las echa de menos, sigue visitando el centro de la ciudad, sobre todo a través del Concurso de Embellecimiento de Escaparates y Balcones, que este año ha alcanzado su quinta edición, con participación más bien reducida pero mucha satisfacción por parte de los ganadores, como Enrique Vílchez, de El Baúl Solidario, la tienda que regenta Cáritas en el Pasaje de Trinidad:

Balcón del Gran Café Bib-Rambla

El balcón del Gran Café Bib-Rambla, ganador de su categoría, pero de visibilidad complicada.

No han sido los únicos agraciados. En la misma categoría, el segundo premio ha sido la para La Ocasión ‘Casa Miguel, en Marqués de Gerona; el tercero para Montijo CB, en la calle Mesones, y el único accésit para Lanas Pingüin Esmeralda, en la calle Pie de la Torre.

Entre los balcones, el del Gran Café Bib-Rambla, en la plaza que le da nombre y que es el punto más ‘ferial’ del centro de la ciudad, se hizo con el primer premio, aunque alguna de los vecinas que la tarde del lunes, nada más conocer la noticia, se acercaba a verlo, protestaba no sin cierta razón: «Es que entre los árboles, la terraza y lo apretado que estamos todos no se ve, hijo. Aunque tiene pinta de estar precioso».

El ganador del segundo premio, el balcón de la Hermandad de Jesús Despojado, en Reyes Católicos, tenía menos problemas de visibilidad. El tercero ha sido para Tejidos Buenos Aires, también en Mesones. Y los dos accésits de esta categoría, para dos hoteles, el Las Nieves, en calle Alhóndiga, y el Mesones, de nuevo en la calle del mismo nombre.

Carocas Corpus 2013

Una de las ‘carocas’ de Bib-Rambla, dedicada al deslucido Milenio de Granada.

Aunque el ambiente ferial se remitía, sobre todo, a la Plaza de Bib-Rambla, con sus atracciones y con las tradicionales ‘carocas’, algunas ocultas entre los castillos hinchables y los kioscos cerrados, que no dejaban títere con cabeza en la actualidad municipal. La ganadora se divertía a costa del parapentista que hace unos meses quedaba colgado de unos cables de alta tensión, pero la crisis, los banqueros y su incidencia en la ciudad -ya sea en los retrasos del Metro o en la puesta en escena del Milenio- centraba la mayor parte de los chistes.

Bib-Rambla

Las atracciones de Bib-Rambla, a las que algunos recuerdan mejores tiempos.

Sobre las atracciones, eso sí, había opiniones para todo. Mientras el escenario esperaba a la programación nocturna, los jubilados veían a los nietos conduciendo por el pequeño circuito cerrado o domesticando un búfalo mecánico. «Hombre, esto está bien, porque durante un tiempo el centro estaba más abandonado, y con el concurso tiene un poco de vida, pero antiguamente tenía más vida. No era sólo Bib-Rambla y Las Pasiegas, se notaba que era Feria en todas partes. Será la crisis, o lo que sea«.

(28-05-2013)

Comentarios en este artículo

  1. […] se concedieron ayer los premios a balcones y escaparates y poco a poco el centro ha ido cogiendo ambiente de Feria, aunque más deslucida de lo que la que recuerdan los vecinos del barrio, publica José A. Cano en […]

    Granada despierta hablando de innovación social | Granada despierta

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.